Historia del Colegio

Una mañana de agosto de 1965, Hilva Echeto de Castillo, fundadora del colegio, formó la primera célula de la institución en una habitación de su hogar. Por venir de una familia con marcada vocación magisterial y devoción religiosa, desde temprana edad sintió predilección por las labores educativas y su práctica estuvo acompañada de amor, fe, de sus virtudes y sacrificios.

Tan solo 20 alumnos pasaron a integrar esa primera aula, todos provenientes del vecindario del Colegio. Cada padre o representante debía traer el pupitre o mueble que ocuparía su hijo o representado durante el tiempo que asistiría a la Escuela Particular “Madre Emilia”. Cada pupitre era marcado entonces con el nombre de su propietario, para identificarlo del resto. Al finalizar el día de actividades, una pequeña habitación de la casa se disponía para guardar los pupitres. El costo de la instrucción era de 5,00 Bs/mes y los niños asistían a clases en horario de 7:30 a.m. a 11:30 a.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m.

Con el devenir de los años, la escuelita de Hilva comenzó a ser conocida más allá de los confines de San Carlos y Santa Bárbara. Padres de pueblos aledaños manifestaron el deseo de que fuera la maestra Hilva (como la mayoría solía llamarla) la educadora de sus hijos. La distancia era el factor limitante así pues, durante algunos años ofreció un sistema de semi-internado e internado para un reducido grupo de niños que más tarde desaparecería por la dificultad en conseguir personal de apoyo para la atención de los niños. El 23 de abril de 1985, 20 años después de haber emprendido el camino de un sueño, el Colegio adquiere personalidad jurídica y se formalizan los tramites legales por ante el Ministerio de Educación para trabajar bajo las directrices de este organismo.

Datos Biográficos de la Madre Emilia

La Sierva de Dios, Madre Emilia de San José, nació en Caracas, el 7 de diciembre de 1858 en una familia profundamente cristiana y numerosa. Se distinguió entre sus hermanos por su amor de predilección hacia los pobres y más necesitados.

Como no había comunidades religiosas en Venezuela, en 1887 se traslado a Curazao para ingresar a la Comunidad de las Hermanas Terciarias Franciscanas. Solo permaneció siete (07) meses. Regresó por falta de salud a fines del mismo año. A principio de 1888 se estableció en Maiquetía y forma parte de la Asociación de las señoritas para atender a los enfermos a domicilio.

El 22 de abril de 1888, inauguró el Hospital San José de Maiquetía, en dos piezas remodeladas de lo que había sido una antigua cárcel. El 25 de septiembre de 1889 se estableció definitivamente en el pequeño Hospital iniciando de esta manera la primera congregación religiosa Venezolana con el nombre de “Hermanitas de los Pobres de Maiquetía.

Tomo el hábito de la congregación el 25 de octubre de 1889. Profesó de religiosa: el 19 de abril de 1890. Hizo los votos de profesión perpetua: el 11 de diciembre de 1892. Murió en Macuto: el 18 de enero de 1893.

El 7 de diciembre de 1957, se instruye el proceso ordinario sobre la fama de santidad y virtudes de la “Madre Emilia de San José”. El 24 de febrero de 1979 es aprobada en Roma su causa de Beatificación. El 23 de diciembre de 1973 es declarada en Roma por su Santidad Juan Pablo II VENERABLE EMILIA DE SAN JOSE.










© 2008. Todos los derechos reservados